USICAMM

Acuerdo 279

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
¡Dale a Compartir¡

El Acuerdo 279 trata de una legislación creada por la SEP de México en el año 2000. Establece los lineamientos para la formación continua de los docentes que imparten educación básica en el país. Este acuerdo es de gran importancia para el sistema educativo mexicano, ya que busca mejorar la calidad de la educación.

Su objetivo es la actualización y mejora constante de las aptitudes y destrezas de los maestros. El Acuerdo 279 establece los objetivos y estrategias para la formación continua de los pedagogos que imparten educación básica. Esta incluye preescolar, primaria y secundaria.

Resumen acuerdo 279

El acuerdo establece que la formación continua de los docentes debe estar basada en las necesidades específicas de cada educador. Tomando en cuenta también las necesidades del sistema educativo en general. Para ello, se establecen los lineamientos para la identificación de las carencias, la definición de planes y programas de formación continua.

Además, el acuerdo establece que la formación continua debe ser de carácter obligatorio para todos los docentes. En específico de educación básica y que debe ser considerada como un derecho laboral y profesional en México. Asimismo, el acuerdo establece que la formación continua busca mejorar la práctica educativa. 

El Acuerdo 279 consta de 16 artículos, divididos en tres secciones principales. La primera sección establece los principios y objetivos de la certificación constante de los profesores. La segunda sección establece los lineamientos para la identificación de necesidades, la definición de planes y programas de formación continua. Y la tercera sección establece las disposiciones finales.

NO TE LO PIERDAS 👉💙  Elementos Multifactoriales del proceso de admisión en Educación Básica 2024-2025

Entre los principios establecidos en el acuerdo 279 está la relevancia de la enseñanza continua. Este se establece como un medio para mejorar la calidad de la educación y la necesidad de la actualización constante optimizando así los conocimientos y aptitudes de los profesores.

Es importante la participación activa de los docentes en el diseño, desarrollo de los planes y programas de formación continua. El acuerdo establece que la identificación de las necesidades debe ser un proceso participativo que involucre a los maestros. Inclusive a los directivos de las escuelas y a las autoridades educativas.

Para ello, se deben realizar diagnósticos periódicos que permitan identificar las necesidades específicas de formación de los docentes. De esta forma se logran definir los planes y programas necesarios.

El Acuerdo 279 establece que la formación continua debe estar destinada en busca de la optimización de la práctica docente. Además de la actualización de los conocimientos y habilidades pedagógicas. Estos planes y programas deben ser diseñados con la participación activa de todos y deben estar basados en las necesidades específicas de cada docente y de cada escuela.

Este acuerdo 279 establece que la formación continua debe ser de carácter obligatorio. Y que también debe ser considerada como un derecho laboral y profesional en México. Asimismo, el acuerdo establece que el convenio debe ser valorado como un factor importante para el desarrollo profesional y la promoción dentro del sistema educativo.

Para asegurar el rendimiento de la enseñanza continua, el acuerdo 279 instituye que las actividades y programas de formación deben ser evaluados periódicamente por las autoridades educativas. La valoración debe realizarse en términos de pertinencia, calidad de los contenidos y metodologías utilizadas.

La formación también debe evaluar los términos del impacto que tiene la práctica pedagógica en la mejora de la calidad de la educación. El Acuerdo 279 además establece la necesidad de incentivar la acción de los maestros en labores de formación continua. Estas se llevan a cabo fuera de sus escuelas, como cursos, talleres y congresos.

Para ello se establecen los lineamientos que garanticen los recursos para la participación de los maestros en este tipo de actividades. Es importante destacar que el Acuerdo 279 promueve la colaboración y el trabajo en equipo entre los docentes y las autoridades educativas. En este sentido, se busca incentivar la actividad de todos.

NO TE LO PIERDAS 👉💙  USICAMM convocatoria: requisitos y cómo registrarse en 2024

En este caso, los docentes tienen el derecho a tomar decisiones en cuanto a la definición de objetivos y misiones educativas. Así como en la toma de decisiones en su ámbito de trabajo. De esta forma, su labor es garantizar la actualización de los conocimientos y habilidades pedagógicas de los alumnos.

Consideraciones sobre el acuerdo 279

acuerdo 279

Algunas consideraciones sobre el acuerdo 279 son:

  • Los programas y cursos de estudio en modelo de escuela de gestión académica. Deben incluir al menos las actividades de técnicos superiores universitarios o especializaciones afines: licenciatura: 2400 horas de crédito, especialización: 180 horas de crédito, maestría: 300 horas, doctorado: 600 horas.
  • Los programas y cursos extracurriculares están dirigidos a estudiantes que pueden adquirir conocimientos a distancia. Es decir, no necesitan asistir a clases de forma presencial.
  • La formación y cursos en el modelo híbrido se refiere a la formación de los docentes en el ámbito de la institución. Esto especifica un determinado número de horas a realizar de la misma forma en la gestión profesional, que es inferior a las horas mencionadas con anterioridad.
  • Sobre el Consejo Estatal de Educación: Las instituciones educativas realizan visitas de inspección para asegurar el cumplimiento del Protocolo No. 279. Esto se puede hacer en instituciones donde hay al menos dos visitas de inspección por año académico.
  •  Una de las condiciones de las becas es que deben ser otorgadas incluyendo exenciones totales o parciales. La tarifa de opción es del cinco por ciento del número total de estudiantes inscritos y reconocidos en el curso, sin condiciones.

Requisitos necesarios para poder recibir la validación de un estudio 

Dentro del acuerdo 279 se fijan las condiciones para crear un programa de estudios y así recibir la validez de estudio reconocida por la SEP. La solicitud debe entregarse según el acuerdo 279 y allí se debe establecer la planificación de estudio propuesta y a su vez entregar los objetivos que se esperan cumplir. Para cumplir con dichos objetivos se debe tener la participación de los docentes y los alumnos y generar procesos de validación y certificación. De esta manera, alcanzar que los estudiantes cumplan con las destrezas necesarias. 

NO TE LO PIERDAS 👉💙  Acuerdo 649

Una vez sea entregada la solicitud al centro educativo, diez días después se hace la evaluación sobre la entrega del trámite e informar si hace falta algún documento y el mismo es entregado en un tiempo que no supere los cinco días hábiles. 

Después de 60 días hábiles desde la entrega de la solicitud, la institución informará si el reconocimiento debe ser entregado o denegado. En el caso de que la solicitud sea referida a áreas de la salud se deben esperar diez días hábiles más después de la decisión. 

Créditos para la obtención de títulos 

Según el acuerdo 279 se establecen los créditos necesarios que deben cumplirse a cabalidad: 

  • Los técnicos superiores universitarios que deseen recibir el título profesional tienen que cumplir con al menos 180 créditos. 
  • Licenciados cumplir con un total de 300 créditos. 
  • Los docentes especialistas tienen que cumplir con al menos 45 créditos para recibir el título de licenciatura. 
  • Maestrías con un total de 75 créditos y para especialidades un mínimo de 30 créditos. 
  • Doctorados solicita 150 créditos, para especialidad 105 créditos y para maestría un total de 75 créditos. 

En conclusión, el acuerdo 279 es un documento fundamental para el sistema de educación de México, puesto que establece las reglas para la formación continua de los pedagogos que imparten educación básica en el país. A través de este acuerdo, se busca mejorar la calidad de la formación mediante la actualización y mejora constante de los conocimientos.

Para ello, se asegura la definición de planes y programas para realizar la evaluación periódica de las actividades y programas de formación. Por tanto, su objetivo principal es promover la participación activa de los docentes en la definición de las políticas y estrategias educativas. Así como de garantizar la formación de cursos y becas para los estudiantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba